Alchemy Carlitos

Hagamos un poco de historia...

Al autor se le podría definir como un minucioso artesano cuyas creaciones surgen de la exhaustiva búsqueda de matices puros y sensaciones diferentes, y de la obsesión por mantener un equilibrio disgregador en la progresión de los caldos para conseguir llegar a saborear emociones...

La primera creación, surge de la voluntad por hallar un líquido de calidad para el consumo propio del autor. Tras varios meses de ensayos, finalmente se consigue obtener una mezcla equilibrada, suave, densa y plena de matices, pero todavía no es suficiente, el reto ahora consiste en resolver la forma de disgregar cada uno de los matices para obtener la sucesión de las diferentes sensaciones durante su progresión.

En 2014 el autor comparte su obra con algunos conocidos y allegados causando gran impacto entre ellos y traspasando sus círculos más cercanos. Animado por los elogios de quienes lo han probado, se decide a compartirlo con todo aquel que lo desee, sin intención lucrativa. A tal fin prepara una pequeña cantidad que distribuye gratuitamente en pequeños tubos a quienes así lo solicitan.

Una espectacular acogida, crea una inesperada demanda y ello obliga a la elaboración de mayor cantidad para poder atender todas las solicitudes, sin embargo no resulta suficiente pues las peticiones crecen día a día y con ellas las sugerencias de producir envases con mayor cantidad para poder adquirirlos con regularidad.

La constante demanda lleva a la necesidad de ampliar la producción y aunque se mantiene la elaboración artesanal como seña de identidad, empieza a producir y envasar cantidad suficiente para atender todas las peticiones y a recibir compensaciones económicas para recuperar una parte de la inversión realizada.

Tras el éxito rotundo de la primera creación bautizada con el nombre de "Panna Sacra" y apellidada como "el primer pecado", con el tiempo nacen dos nuevos caldos "Alice" y "Baltazar".

Más adelante surgen varias nuevas creaciones, todas ellas consecuencia de la constancia y dedicación del autor, quien en su continua búsqueda por hallar algo más que sabores, profundiza en su obsesión de provocar sensaciones, recuerdos y matices evocadores, para disfrutarlos lentamente como si se tratara de un plácido sueño...